S.A.Z Sociedad Astronomica de Zaragoza
Inicio Conocenos Actividades Noticias Astronomia Cielo Heliofisica Selenografia Meteorologia Galeria
 

 

DESCUBREN UN 'PLANETA DIAMANTE', DOS VECES MÁS GRANDE QUE LA TIERRA

 

Noticia recibida el 17 de Octubre de 2012.
Colaboró: Juan Carlos Soria.

 

 
 

 No es la primera vez que se descubre un 'planeta de diamante', pero es el primero que se encuentra orbitando una estrella similar al Sol.

 
 

Científicos de la Universidad de Yale (EE.UU.) descubren un planeta rocoso compuesto de grafito y diamante, dos veces más grande que la Tierra y con una masa ocho veces mayor, según un estudio difundido este jueves.

  "La superficie de este planeta parece estar cubierta de grafito y el diamante en vez de agua y granito", señaló el investigador principal, Nikku Madhusudhan, de la Universidad de Yale.
El planeta, llamado 55 Cancri e, es uno e los cinco planetas que orbitan en torno a una estrella similar al Sol en la constelación de Cáncer, a 40 años luz de la Tierra, relativamente cerca, por lo que se puede ver a simple vista.
El planeta orbita tan rápido que un año dura 18 años, frente a los 365 de la Tierra, es además extremadamente caliente ya que, según los investigadores, su temperatura alcanza los 2.148 grados centígrados.
No es la primera vez que se descubre un 'planeta de diamante', pero es el primero que se encuentra orbitando una estrella similar al Sol, tan cercano a la Tierra y de un tamaño superior.
El plantea fue observado por primera vez el año pasado y los científicos asumieron inicialmente que podría tener una composición química similar al agua, pero tras nuevas investigaciones determinaron que el planeta no tiene agua.
"Parece estar compuesto principalmente de carbono (como el grafito y el diamante), hierro, carburo de silicio, y, posiblemente, algunos silicatos", apuntan los investigadores que publicarán el estudio en la revista Astrophysical Journal Letters.
El estudio calcula que al menos un tercio de la masa del planeta, equivalente a tres veces la masa de la Tierra, podría ser diamante.
Este descubrimiento significa que "ya no se puede asumir que los planetas rocosos distantes tienen componentes químicos, interiores, ambientes, o biologías similares a las de la Tierra", señaló Madhusudhan.